Search
Generic filters
Exact matches only

Cómo cuidar cobayas

6 8 meses hace

Cómo cuidar cobayas

Las cobayas son unas mascotas increíbles, un poco miedosas, pero con los cuidados adecuados y cuatro consejos que vamos a aprender ahora las podréis tener en muy buenas condiciones. Ya os adelanto que no debes tener una sola, como mínimo dos.

Veamos cómo:

Lo básico de las cobayas

Son animales diurnos, esto es muy importante que lo tengáis en cuenta cuando vayáis a adquirir una nueva mascota. Al tener su principal actividad durante el día podréis interactuar con ellos y disfrutarlos como es debido.

Que no os pase como a mí con los lirones africanos, que son nocturnos y apenas puedo verlos. La única forma de verlos es con la cámara de vigilancia con visión nocturna, ya que durante el día se esconden y no conviene molestarlos.

Son animales muy sociables, así que nunca hay que tenerlos solos. De hecho en Suiza lo saben bien y es directamente ilegal tener únicamente una cobaya. Eso sí… recordad que si juntáis machos y hembras, hay que controlar su reproducción como con todas las mascotas.

A los 3 meses ya empezarán a criar. Lo más recomendable es llevar al macho al veterinario para castrarlo, ya que la castración de la hembra siempre es una cirujía más agresiva y también más cara. Si no lo hacéis así preparaos para tener de dos a cuatro nuevas crías cada poco más de dos meses. No queremos eso en una casa… hay que ser responsables.

Por salud para el animal, debería reproducirse cuando la hembra tiene entre 8 y 10 meses de vida, aunque con poco más de 2 meses ya son maduros sexualmente.

Las crías de cobaya nacen con pelo y con dientes, y pueden ya ver y oír. Y aunque ya pueden empezar a comer a partir de los 10 días, no debe interrumpirse su periodo de lactancia de un mes de leche materna para que se desarrollen correctamente y no tengan deficiencias o sean propensas a enfermar.

En escasos tres meses ya las verás corretear y jugar sin parar, ya pesarán alrededor de medio kilo.

¡ATENCIÓN! La madre nada más parir estará en celo las siguientes 24 horas, así que el macho debe estar separado para evitar que vuelva a quedarse preñada. Lo cual es un serio problema para su salud.

Enfermedades de las cobayas

Normalmente las cobayas no precisan de vacunas, pero son muy susceptibles a infecciones por parásitos externos como sarna, garrapatas o piojos. Tenemos que prestar atención a su salud y si sospechamos que pueden tener las defensas bajas hay que llevarlos al veterinario, puesto que son portadoras de un parásito denominado Demodex caviae que les afecta negativamente cuando tienen las defensas bajas.

Un déficit de vitamina C podría originar que padecieran escorbuto o corrientes de aire frío podría ocasionarles neumonía. Así que nuestra principal preocupación con las cobayas será darles una buena alimentación y protegerlas del exceso de frío.

Alimentación de las cobayas

Muchas veces me han preguntado qué les doy de comer a las cobayas. Es muy simple, son herbívoras, así que la base de su alimentación son las frutas y las verduras.

Los que me conocéis sabéis que soy pesada con el pimiento (rojo o verde), pero es que esta verdura les aporta una gran cantidad de vitamina C que tan esencial es para ellas.

Siempre tienen que tener heno en abundancia accesible, les ayuda no solo a hacer una correcta digestión, sino también a desgastar los dientes que nunca les paran de crecer.

Otras verduras muy recomendables para que coman al menos una vez al día son el tomate, el pimiento verde, las fresas y cerezas deshuesadas, las coles de bruselas, y en general todas las verduras de hoja verde (como espinacas y acelgas).

Deben tener siempre agua fresca, bueno esto es común a todas las mascotas. Pero hay que mencionarlo. Asegúrate de que esté siempre limpia en su bebedero, ten cuidado con las más jóvenes porque beben muy poca agua. No conviene llenar demasiado los bebederos para que no esté estancada el agua demasiados días.

Especial cuidado con el perejil y la lechuga. Es habitual que les guste mucho, pero no son muy recomendables.

El perejil de por sí es tóxico incluso para las personas, lo que ocurre es que para nuestro peso la toxicidad no es significativa. Pero para las cobayas puede ser un problema si lo ingieren más de una vez por semana. Es una lástima porque tiene un gran aporte de vitamina C, pero bueno… así es la vida.

La lechuga puede ocasionarles diarrea ya que a algunas les resulta algo indigestas, es preferible cambiarla por endivias por ejemplo. En cualquier caso no se pierde mucho, ya que la lechuga está compuesta principalmente por agua resultando en un aporte nutritivo bastante pobre.

Podemos darle también con moderación otras verduras que le pueden gustar mucho, como brócoli, zanahoria , apio, judías… Y muchas variedades de fruta que no tengan demasiada azúcar como la melocotón, manzana, sandía o ciruelas.

Como complemento están los piensos específicos para cobayas, podemos ponerles un puñadito para que lo combinen con el resto de alimentos. Y, ¿Por qué no? De cuando en cuando algún premio tipo barrita de cereales. A nadie le amarga un dulce, siempre y cuando tenemos que tener en cuenta que es una «chuchería» para ellas. Sin abusar no pasa nada.

Hay quien le da también pan duro de cuando en cuando para que lo roan, y desgasten así un poco los dientes. Pero muy de cuando en cuando.

Alimentos Prohibidos

Hay que evitar todo lo siguiente:

  • Patatas, cebolla, ajo, verduras picantes (Guindillas, chiles…)
  • Cítricos. Naranjas, pomelos… pues debido a la acidez, pueden causarles ardor de estómago y gases.
  • Plátanos, remolacha o frutas con mucha azúcar.
  • Cualquier tipo de semilla.
  • Huevos y productos lácteos.

Taxonomía

Las cobayas también son conocidas por otros nombres como cobayo, cuyo, cuyi, cuy, jaka, cuye, conejillo de indias o conejo de indias. Su nombre en inglés es Guinea Pig.

ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenRodentia
FamiliaCaviidae
SubfamiliaCaviinae
GéneroCavia
EspecieCavia porcellus
Nombres que recibecobayo, cuyo, cuyi, cuy, jaka, cuye, conejillo de indias o conejo de indias
Nombre en inglésGuinea pig
Peso0,8kg a 1,5kg
Tamaño20 a 35 cm
OrigenAmérica del Sur
Esperanza de vidade 5 a 8 años

Características

Clase: mamífero
Longitud: entre 20 y 35 cm
Peso: entre 800 y 1.500 gramos
Reproducción: vivípara
Madurez: machos a los 3 meses y hembras a las 6-8 semanas
Crías por parto: 3 a 5 crías
Gestación: 65 a 70 días
Edad del destete: 3 a 4 semanas
Hábitos: diurnos
Alimentación: herbívora
Carácter: Gregario (no pueden estar solos), asustadizo y sociable

Higiene

Las cobayas se lavan ellas mismas constantemente, es habitual verlas lamerse y acicalarse el pelo. Aún así requieren de algo de mantenimiento para que estén en óptimas condiciones.

Las cobayas de pelo corto no requieren bañarlas, tal vez con una toallita alguna vez. Las de pelo largo yo las baño un par de veces al año y las cepillo bien para quitarles los enredos de pelo.

En caso de bañarlas:

  • El agua tiene que estar fría, y tener especial cuidado de que no les entre agua en las orejas.
  • En teoría y siendo puristas, el champú debe ser especial para roedores. En la práctica, yo no he sido capaz nunca de encontrar champú para roedores, así que uso champú para gatos que es mucho más fácil de conseguir y me ha ido bien siempre.
  • Hay que secarlas bien con una toalla o similar. Si vais a usar secador eléctrico tenéis que tener mucho cuidado, poner una temperatura no demasiado caliente y no dejarlo sobre la misma zona mucho tiempo para evitar quemarle.
  • Dejarlos húmedos es muy peligroso, ya que pueden coger resfriados con facilidad.

Es aconsejable también cortar regularmente sus uñas, ya que en casa no suelen desgastarlas demasiado. Hay que hacerlo con mucho cuidado para no cortar demás y ocasionarle una herida, si se puede llevar al veterinario mejor. Pero yo lo hago en casa con mucho cuidado y no he tenido problema nunca.

Una buena salud

Como con cualquier mascota, al adoptarla hay que llevarla al veterinario. Y también al menos una vez al año para que le hagan una revisión médica.

Piensa que al ser una animal con muchos depredadores, está en su instinto el esconder las dolencias cuando no se encuentra bien. Es por eso que tenemos que estar ojo avizor si notamos alguno de estos síntomas:

  • Presenta heridas en la piel o en las patas
  • No come o no bebe
  • Diarrea
  • Se rasca más de lo normal
  • Aumento de peso
  • Pérdida de peso
  • Le cae algún diente

No podemos estar siempre pendiente de todo, pero en caso de que veamos que se esconde más de la cuenta es cuando tenemos que prestar especial atención a los síntomas mencionados.

Enfermedades habituales en las cobayas

Heridas y abscesos

Si son leves podemos tratarlas nosotros mismos con betadine o similar, en caso de ser más gaves hay que acudir al veterinario pues es posible que haya que recurrir a algún tratamiento con antibióticos o algún otro fármaco que nosotros no podemos suministrarle por nuestra cuenta.

Ácaros

Si se rasca demasiado puede deberse a los ácaros, son muy molestos pues les producen picor y al rascarse se producen ellas mismas las heridas. Un antiparasitario es la solución, la mejor opción vuelve a ser el veterinario, no suelen cobrar mucho por este servicio y te dará la mejor solución.

Enfermedades respiratorias

Es posible que se haya resfriado, si tose, tiene mocos y estornuda. Esto de verdad que es muy peligroso en las cobayas, hay que acudir al veterinario porque si se agrava puede derivar en neumonía y corre peligro la vida de nuestra mascota.

Falta de Vitamina C

Tristemente suele ocurrir que al darle abundancia de comida se piensa que una cobaya está bien alimentada, pero como hemos mencionado necesitan un gran aporte de esta vitamina. Esto es un problema porque no lo vas a poder detectar pero su salud se deteriorará muy rápidamente si sufre esta carencia, la solución es muy simple: Dale pimentito rojo rico como hago yo todos los días y ya puedes estar tranquilo, también dale brócoli un par de veces por semana. Le doy menos brócoli porque mucho produce gases.

Jaula para cobayas

Lo ideal sería tener un espacio horizontal suficiente para que puedan estar durante la noche y soltarlas largos ratos con supervisión durante el día. Pero esto no siempre es posible dependiendo del espacio que se tenga en casa.

Así que, si tienes la suerte como yo de poder tener un espacio reservado para ellas y no necesitas jaula, pues tanto mejor para tí que vas a poder disfrutar de ellas más. Y también mejor para ellas que van a estar indudablemente mejor.

Si no dispones de ese espacio, entonces no te queda más remedio que recurrir a una jaula. Dependiendo de cuantas cobayas tengamos, la jaula tendrá que ser más grande.

Si la llenamos de escondites, algún juguete y con varias alturas pueden estar bastante bien si se les saca todos los días unos buenos ratos bajo supervisión (Ya sabéis que hay un alto riesgo de que se pongan a roer cosas peligrosas, como cables y demás).

Es importante que tratemos de evitar las jaulas cuya base sea de rejas para que no se dañen las patas, pues son bastante delicadas. Es una lástima porque este tipo de jaulas son las más habituales y también las más fáciles de limpiar. Yo tenía una así y les ponía empapadores para facilitar la limpieza.

Hay quien dice que no deben tener más de un piso porque hay riesgo de que se caigan, yo la verdad, no las he visto caerse nunca. A veces en nuestra preocupación por estar bien tendemos a exagerar un poquito también, no están tontos y salvo algún accidente o descuido que puedan tener es muy raro que se vayan a caer. Si tienes espacio horizontal mejor, pero sino, no te preocupes que una buena jaula grande con varios pisos les va a ir muy bien también.

La ubicación es muy importante, hay que prestar atención a lo siguiente:

  • Estar en interior.
  • En una zona luminosa, puede darle el sol, pero no durante todo el día.
  • No haya corrientes de aire
  • Que otros animales no puedan acceder, aquí la polémica está servida con los conejos. Se sabe que hay una bacteria que pueden contagiarse entre ellos, pero la verdad, de nuevo en la práctica he visto como mucha gente los tiene conviviendo puntualmente y nunca he visto que pase nada. Los míos a veces juegan juntos pues se llevan bien y me gusta verlos juntos, en las revisiones médicas todo está en orden. Hay veterinarios que me han dicho que no debo juntarlos y otros que no exagere que no pasa nada.
  • Que no haya muchos cambios bruscos de temperatura.
  • Que no haya demasiados ruidos

6 comentarios

  1. Javier

    Sonia, toda la información que has dado es súper útil y excelente. De verdad, ayudas mucho a las personas y gracias por este artículo tan maravilloso ❤️

  2. Michaell

    Wow que información tan completa, muchas gracias, saludos!

  3. Pepe hormigas

    Hola Sonia soy Pepe yo tambien tengo un canal de Yotube pero de momento solo tengo 34 suscriptores pronto sacare hormigas,canarios,peces,insectos palos,caracoles,cultivo de tenebrios etc.
    Mi canal es El Mundo De Pepe
    Y tengo 10 años unos saludos

  4. la sofiii❤️

    Hola Sonia, muchísimas gracias de verdad por este artículo de cobayas, me va a servir de mucho ya que estoy pensando en comprarme 3 cobayas cuando se acabe todo esto.
    Un saludo desde Murcia!

Deja una respuesta

Entrar con



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *