Search
Generic filters
Exact matches only

Cómo saber el sexo de mi agapornis

0 8 meses hace
Agapornis

¡Hola Faunático! Hoy quiero hablarte sobre cómo saber el sexo de tu agapornis. Es algo que me preguntan mucho en el canal.

En primer lugar, hay que destacar que existen varias especies de agapornis y que algunas de ellas tienen dimorfismo sexual apreciable a simple vista por sus colores. Pero las especies más populares en cautividad (agapornis roseicollis, agapornis personata y agapornis fischer) no tienen diferencias físicas que nos permitan saber el sexo de los ejemplares.

Por el comportamiento

Una forma de diferenciar el sexo de los agapornis es mediante el comportamiento. Según la teoría, los machos suelen ser más tranquilos y sociables. En el caso de ser papilleros son más cariñosos y mimosos. Las hembras, en cambio, son más agresivas y territoriales, además de sobreprotectoras durante la cría, incluso más picoteras con sus dueños. Pero esto depende de la personalidad de cada individuo, ya que podemos tener un macho más “cascarrabias” y una hembra que es un amor.

Por ejemplo, yo tengo un macho que llegó a matar a otro en una pelea y una hembra papillera que es muy cariñosa. Por tanto puede llevarnos a error su carácter.

En época de cría es cuando más comportamientos “especiales” podremos observar. Las hembras suelen ser las que cogen el material de nidificación. En el caso de los agapornis roseicollis, por ejemplo, las hembras cortan tiras de hojas y se las meten debajo de las alas para transportarlas al nido. Los machos regurgitan la comida para alimentar a las hembras y en el apareamiento el macho monta a la hembra. Todo ello parece muy evidente y sería poco probable confundirnos, pero nada más lejos de la realidad.

Si juntamos una pareja del mismo sexo, sin importar que sean dos machos o dos hembras, uno de los dos adoptará el papel del otro. Me ha ocurrido ambos casos y he podido observar que una hembra montaba a la otra y un macho montaba al otro.

Una forma para saber que esto es lo que nos está pasando, es que si vemos que la nidada es muy numerosa, de entre 12 y 16 huevos, las dos son hembras y las dos están poniendo huevos (sin fecundar evidentemente). Por otro lado. si vemos que están mucho tiempo en el nido, que han seguido todos los pasos de la reproducción pero a pesar de todo no ponen ningún huevo, cabe la posibilidad de que sean dos machos.

Palpación de huesos pélvicos

La otra forma más popular para saber cómo conocer el género de tu agapornis, utilizada también en otras especies de aves, es mediante la palpación de los huesos pélvicos. Este método es algo controvertido, ya que es necesaria mucha experiencia y habilidad para acertar. Se supone que los huesos pélvicos de las hembras están más separados que los de los machos para poder expulsar los huevos.

Seguramente haya criadores que lleven mucho tiempo haciéndolo y que tengan un alto índice de acierto, pero errar es humano y aquí hay probabilidades de hacerlo. Puede pasar que si la hembra no está plenamente desarrollada, aún no tenga los huesos tan separados como llegará a tenerlos y nos haga pensar que es un macho. Por tanto es un método que no es fiable al 100%.

Péndulo

Un método que suena a broma es poner un péndulo sobre el pájaro y si gira en círculos es hembra y si va y viene en línea recta es macho. Esto se supone que es debido al campo magnético de las aves que hace girar el péndulo. Sencillamente lo menciono porque mucha gente habla de ello y me pregunta, pero si hay un premio al método menos fiable es para este sin duda.

Análisis de ADN

Como puedes ver hay muchas formas de intuir el sexo de tus agapornis pero ninguna de las mencionadas son del todo fiables. La única forma de poder estar tranquilos es mediante el sexaje por ADN. Consiste en analizar el ADN de nuestro pájaro en un laboratorio para saber cual es su sexo. Hay que mandar una muestra de ADN a un laboratorio y esperar a que te manden los resultados. Una muestra de ADN parece algo difícil de conseguir pero no lo es. Hay tres tipos de muestra que podemos conseguir:

  • Cáscara de huevo:
    • Puedes coger un trocito de cáscara de huevo cuando nace el pollito y enviarla, pero esta muestra es de las más difíciles de conseguir, ya que cuando los pollitos nacen los padres suelen comerse la cáscara para reponer fuerzas. Además al mezclarse unas con otras es fácil que la muestre se contamine y afecte al resultado.
  • Sangre:
    • Puedes sacarle sangre al ave con una jeringuilla o hacerle un corte en la uña y manchar el papel del formulario. Esta muestra es la que es más difícilmente contaminable, pero si no tienes ciertos conocimientos y habilidades podrías hacerle un daño irremediable al pájaro. También podrías pagar a un veterinario para que lo hiciera por ti pero te saldría más caro.
  • Pluma:
    • Esta muestra es la mejor opción para la mayoría de la gente, ya que es el término medio entre las dos anteriores. El procedimiento sería el siguiente, coges al agapornis (yo uso un guante ya que algunos pican y muy fuerte) boca arriba y con unas pinzas le quitas unas plumitas de la zona que está entre la cloaca y la cola. Debes tener en cuenta dos cosas:
      1. No valen plumas que se le hayan caído solas, están “muertas” y no se podrá obtener ADN de ellas.
      2. Las plumas que arranques deben tener cañón, (la parte negra de la pluma que está dentro de la piel, la raíz, por si no sabías lo que es) ya que de ahí es de donde se obtiene el ADN, cuanto más largo el cañón, mejor.

Debes poner de 4 a 6 plumas en el formulario en la parte que lo indica y pegarlas con celo sin tocar el cañón. Si vas a sexar a más de un agapornis debes usar guantes o lavarte las manos y limpiar con alcohol las pinzas para evitar contaminar las muestras y que el resultado sea erróneo. En el formulario debes rellenar algunos datos personales y sobre el pájaro para identificarlo y enviarlo por correo a la dirección del laboratorio.

En unos días recibirás el resultado y sabrás con un 99,99% de fiabilidad si tienes un macho o una hembra.

Es decisión tuya elegir cómo sexar a tu agapornis, espero haberte ayudado con mi experiencia sobre el tema, y poder seguir compartiéndolas contigo.

Si quieres aprender más sobre aves no te pierdas esta categoría ni mi canal de youtube.

Un saludo Faunático.

Deja una respuesta

Entrar con



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *